Shopping cart

Tu carrito está vacío.

Total price:  0 €

Go to checkout

¿Cómo aplicar o cambiar correctamente el sellante sanitario?

11.02.2022

El sellante sanitario tiene como objetivo sellar y proteger las superficies en zonas de mucha humedad. No conviene subestimar la importancia de los sellantes sanitarios, ya que protegen los diferentes materiales y otorgan un acabado estético a todo el aseo. Si el sellante está dañado o no se utiliza en absoluto, las zonas sanitarias estarán expuestas a sufrir daños ocasionados por el agua y a la proliferación de bacterias, lo que a la larga provocará humedad, putrefacción de los materiales e inestabilidad de los elementos fijos.

Los elementos sanitarios, como los fregaderos y lavabos, las duchas, las bañeras y los inodoros, son los más utilizados en todos los hogares. Por lo tanto, es importante mantener estas zonas con un aspecto limpio y libre de bacterias. Elegir el tipo correcto de sellante sanitario constituye el primer paso importante para evitar juntas poco atractivas.

Como cualquier superficie muy utilizada, el sellante no dura para siempre y debe sustituirse después de unos años. Volver a sellar las juntas sanitarias no solo hará que su aseo vuelva a tener el aspecto que le corresponde, sino que también ayudará a evitar fugas y costosos daños en el futuro.

El cambio de un sellante lo puede hacer cualquiera, pero no es tan sencillo como extenderlo sobre la superficie y dejarlo secar. Si desea unas juntas perfectas, puede seguir los pasos que se detallan a continuación.

Preparación:
Antes de aplicar la nueva silicona, es necesario preparar adecuadamente las superficies que se van a sellar. En primer lugar, elimine totalmente el sellante existente. Para deshacerse de los restos de sellante más resistentes, utilice un poco de trementina mineral. A continuación, asegúrese de que las superficies que se van a sellar están libres de polvo y suciedad, además de secas. Para obtener un resultado más limpio, proteja las superficies adyacentes con cinta adhesiva.

Herramientas:
Para aplicar la silicona, necesitará una pistola sellante y una espátula. Algunos sellantes sanitarios, como las mencionadas siliconas de Penosil, ya se venden con una espátula. La espátula especialmente desarrollada por Penosil permite que alisar el sellante y darle el ángulo correcto sea mucho más fácil.  Corte el extremo enroscable de un cartucho de silicona y enrosque la boquilla de aplicación en el cartucho. A continuación, corte la boquilla en un ángulo de 45 grados, con la anchura adecuada a la de la junta. Después, acople el cartucho a la pistola de silicona. 

Aplicación:
Empezando por una esquina, trabaje a lo largo de la superficie con un movimiento fluido. Coloque la pistola en un ángulo de 45 grados a lo largo de la junta que desea sellar y aplique la silicona con una presión uniforme. Tras la aplicación, alise el sellante con una espátula. Sumerja la espátula en agua y deslícela en ángulo a lo largo del sellante, alisándolo y empujándolo en el hueco. Retire la cinta adhesiva inmediatamente después del alisado. Para no dañar la superficie de la junta, retire la cinta con cuidado. Deje espacio para que respire y asegúrese de que está libre de polvo mientras se seca el sellante.

Asegurarse de utilizar el sellante sanitario adecuado, aplicarlo correctamente y supervisar su buen estado con regularidad garantiza unas juntas sanitarias impecables y limpias durante muchos años.

Puede encontrar instrucciones más detalladas sobre cómo sellar correctamente las juntas sanitarias en el manual de sellado sanitario de Wolf Group

Puede encontrar más información sobre la gama de productos de siliconas sanitarias de Penosil en Penosil.com